Fitur 2019

Domingo, 26 Noviembre 2017 04:54

Un maestro shaolin occidental (I)

Valora este artículo
(1 Voto)
Un maestro shaolin occidental (I)

Marcelo Marchi

 

 

 

 

 

“La personalidad, la singularidad, cada uno la tiene, y sólo espero que alguna vez hayan conocido a alguien que les haya ayudado a desarrollarlas, puesto que la esencia de la educación no es atiborrarnos de datos sino ayudarnos a descubrir nuestra singularidad, enseñándonos a desarrollarla y luego mostrándonos cómo hacer para compartirla.”

 

“Es muy triste ir a cumplir con un trabajo que uno no ama, especialmente en nuestra profesión. Si cada mañana no los emociona entrar en el aula, ver todas esas caritas de ojos inteligentes que los esperan para que ustedes los ayuden a crecer, ¡mándense a mudar de la docencia! Búsquense una ocupación en la que no tengan que estar en contacto con niños, y no los maten a tan tierna edad. Dejen a los pequeños en paz.”

 

“Para poder aprender hay que ser libre. Hay que tener la libertad de experimentar, de intentar, de cometer errores. Así se aprende. Demos la oportunidad de intentar, de probar. Que cada uno pueda sentirse libre para ser él mismo y hallar placer en la necesidad.”

 

“Necesitamos que nos amen, que nos toquen, alguna manifestación de amor. Ustedes conocerán muchos chicos que son tremendamente inteligentes pero que no llegan a ninguna parte porque no tienen nada más. También hay muchos otros simplemente normales, que se sienten muy queridos y van a llegar hasta donde lo deseen.”

 

“El conocimiento no es la sabiduría. El solo hecho de aprender no conduce a la sabiduría. La sabiduría es la aplicación del conocimiento y de los datos. La sabiduría consiste en comprender que uno no sabe nada. Es tener siempre la mente abierta.”

 

“¿Cuáles son algunos de los factores que nos impiden ver lo esencial?. En primer lugar, nuestro aprendizaje, las cosas que hemos aprendido, el lenguaje, la percepción, lo que nuestro sistema nervioso central ha hecho por nosotros. Nuestra mente fija. Hace poco leí unos libros sobre percepción y finalmente llegué a la conclusión de que el verdadero objeto del sistema nervioso no es permitir la entrada de las cosas, como se nos ha enseñado, sino filtrarlas para que no entren. Eso se llama “percepción selectiva”. Por eso es que solamente vemos una pequeña parte de todo lo que nos rodea. Desde luego, necesitamos la habilidad de filtrar los estímulos externos para poder atender.”

 

“Orenstein escribe sobre la conciencia: Nuestros sentidos nos limitan, el sistema nervioso central nos limita, nuestras categorías personales y culturales nos limitan, el lenguaje nos limita, y después de todas estas limitaciones, las reglas de la ciencia nos hacen seleccionar aun más la información que consideramos verdadera, y ésta también nos limita.”

 

“También consideramos esencial nuestro ego, esta personalidad que hemos construido. Permítanme decirles que no han sido ustedes quienes la fabricaron, sino alguien más. La gente les ha indicado quiénes son y quiénes no deberían ser, cómo deben moverse, qué olor deben tener, cómo hacer casi todo lo que hacen. El ego levanta enormes murallas a su alrededor para protegerse. Y a esas paredes las denomina la realidad.”

 

“Aprendemos observando y experimentando. Se trata de un proceso de descubrimiento volitivo. Para los chicos tenemos que ser el mejor ejemplo, ser modelos de vida. Solo pondrán en practica lo que vean al observar a sus mayores.”

 

El objetivo de la enseñanza centrada en el estudiante “educación democrática, no directivo, es ayudar a los estudiantes a que se conviertan en individuos capaces de tomar iniciativas para la acción y de ser responsables de sus acciones; a que sean capaces de elecciones y autodirecciones inteligentes; a que tengan un aprendizaje crítico, capaz de evaluar las contribuciones dadas por otros; a que adquieran conocimientos relevantes para la solución de problemas; a que sean capaces de adaptarse flexible e inteligentemente a nuevas situaciones problemáticas; a que hayan interiorizado un modo adaptativo de acercamiento a los problemas, utilizando toda la pertinente experiencia de libertad y creatividad; a que sean capaces de cooperar efectivamente con otros en estas actividades diversas, a que trabajen, no para conseguir la aprobación de otros, sino en términos de sus propios objetivos socializados.”

 

“Es solo el estudiante quien aprende: solo él tiene acceso a su experiencia personal, sólo él puede autodescubrirla, autoapropiarla, y, una vez asimilado el aprendizaje en la experiencia, traducirlo significativamente en términos de comportamiento.”

 

“Facilitar un clima apropiado en el que el estudiante asuma la responsabilidad de la educación y libere sus capacidades de autoaprendizaje. El único propósito del facilitador del aprendizaje (el profesor), es que los estudiantes se hagan personas de iniciativa, de responsabilidad, de autodeterminación, de discernimiento, que se sepan aplicar a aprender a encontrar la solución de sus problemas, y que esos conocimientos les habiliten a adaptarse con flexibilidad a las nuevas situaciones, a los nuevos problemas sirviéndose de su propia experiencia con espíritu libre y creador; en fin, que se hagan personas que sepan colaborar con las otras personas, sin por eso negarse como individuos. Tal educación mira a hacer de los estudiantes ciudadanos independientes, dotados de una rica personalidad.”

 

“Lograr la plena libertad de acción, produce que las personas en interrelación logren ser espontáneas y constructivas. Si el alumno se siente libre para decidir, lo hará de forma constructiva y responsable. Si confiamos en su capacidad y permitimos que descubran la verdad por sí mismos, les estamos ayudando a gozar de la vida.”

 

 

Otros Artículos del Columnista

 

 

Visto 359 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

banner nt2 3