FITUR NUESTRO TURISMO1100x100

Domingo, 19 Noviembre 2017 15:10

Ser: Humano - II Parte

Valora este artículo
(2 votos)
Ser: Humano - II Parte

Marcelo Marchi

 

 

 

 

 

 

Es increíble la máquina de pensar, la mente.

 

 

¿Qué entendemos por espiritualidad?

 

Para mi es trascender los mitos y tabúes humanos para volvernos espirituales, cuando:

 

Se deja de tratar de cambiar a los demás y nos concentramos en cambiarnos a nosotros mismos para mantener el equilibrio.
Aceptamos a todas las personas tal como son.
Entendemos que todos están acertados según su propia perspectiva. Historia de vida.
Se aprende a “dejar ir”. Soltar. Desapegar. Renunciar. Fluir.
Se es capaz de no tener “expectativas” en una relación, y damos de nosotros mismos por el placer de dar.
Comprendemos que lo que hacemos, lo hacemos para nuestra propia paz interior.
Paramos de demostrar al mundo lo inteligente que somos.
Dejamos de buscar la aprobación de los demás. ¿El qué dirán?
Separamos la “felicidad” de las cosas materiales o títulos sociales. Posesión. Ambición. Deseo.
Abandonamos los prejuicios, los estereotipos. El deber ser.
Hacemos las cosas sin obligación o compromiso. De corazón.
Surge la intuición guiado por la mente y el alma.
Se está en paz un@ mism@, aceptándonos tal cómo somos
Cuidamos nuestro cuerpo, mente y alma.
Armonizamos acorde al saber vivir. Correcto pensar y sentir.

 

espiritualidad y reflexión

 

Retiro espiritual o reconexión con nuestra esencia

 

1) Paso desconexión con cualquier clase de tecnología
2) Paso desconectar la inteligencia artificial automática. Dejar de recordar memoria.
3) Paso conectarnos con el estado sensorial perceptivo. Solo contemplar.
4) Paso Meditación o trance. Estado intuitivo, claridad de pensar.

 

Alerta y atento diferente de estar en automático
Sensibilidad a flor de piel = consciencia plena
Disciplina = organización

 

Ahora creo entender con el pensamiento lo que siento con el alma. Que no hay paz interior sin ser libre del pensar. ¿Qué es sino la libertad? Que el cuerpo camine y se traslade de aquí para allá con sutileza ni pasaporte es como pretender volar sin alas. Solo lo hacemos con la imaginación como soñar donde no cuesta nada hacer cosas que en la vida real son imposibles de realizar. ¿Cuál es la realidad? Acaso la que proyectamos desde nuestro imaginario virtual tal cual película a estrenar, pero no sin repetir la misma historia de la humanidad. ¿Cuántos sueños sin realizar? Dicen que el cementerio esta lleno de proyectos que nunca fueron realidad. Solo utopías que nunca se animaron alcanzar. Juega nuestra mente entrenada a creer tantas cosas que hasta deseamos que la tierra nos trague con tal de desaparecer como una maldita pesadilla que queremos controlar al volver a despertar. Ya no siento lo mismo desde que desperté de ese soñar con los ojos abiertos de tanto proyectar.

 

Siento libertad en mi corazón porque ya no me pesa el pesar. Ya no hay lugar al reproche existencial. Todo esta en orden universal porque una noche lo soñé decretar. Hay paz en mi ser interior, en mi espíritu aventurero que es el alma que quiere caminar, tal cual suspiro que no deja de cesar hasta abandonar el cuerpo que habita en el pensar. Era tan simple solo vivir que cuesta creer con el complejo pensar. Solo respirar y exhalar como el recibir y dar. Solo entender ese pinche y natural proceso existencial. Solo eso era de notar, pero la mente astuta y sagaz quiso complicar. Solo creernos superior a los demás, con solo recrear en el mundo virtual. Un poco de poder solo un poco mas, para así proyectar la película de nunca acabar. Poder tener cosas materiales que se puedan palpar con los sentidos asociados al pensar. El poder corrompe la mente mas brillante porque de ella misma se nutre al pensar. Creo el ego o yo pienso con la misma virtud de construir ese castillo fantástico al mismo tiempo que caminar, tal cual oasis al peregrino en el desolado desierto existencial.

 

espiritualidad y vida

 

Solo pienso en ese maldito que debo vencer para demostrar que puedo con mis propios miedos ser libre de grilletes de metal. Cuando la cadena era mental. Solo eso era nomas. Que estúpido era como pensar. Porque tal cual engaño de mago en un truco solo es cuestión de aprender a simular. Es solo un acto espectacular que mantiene viva mi esperanza de esperar por un mundo mas justo que debo esperar. Que ilusión mas grande a través de lo ojos emocionales proyecto al dormir o al despertar. Creía de jovencito que viajar de puerto en puerto me haría vibrar en esa onda llamada libertad. Tal como un barco la imaginación zarpo a mares profundos que imaginar. Qué divertido y entretenido pensar. Distraerme durante el viaje era nomas el objeto de proyectar. Qué nuevas aventuras a realizar tal como el ídolo adoptado de cada libro escrito para adoctrinar. Preso era del libro negro como si fuera de brujas encantadas para hechizar. Una formula para cada deseo para que se haga realidad, solo era un encanto subjetivo para aquietar la mente brava que no para hasta que se le acaba la pila como el ultimo suspiro dar. Juegos de la mente nada mas. Enseñados como entrenados a recrear un mundo humano fantástico sin igual. Esa cuota de poder te hace rico, pero es solo pensar que es mejor saber mucho que ha ser pobre de recursos intelectuales cotizados en la bolsa social de qué dirán.

 

Solo eso era nomas, aquietar la mente o ponerla en su lugar. Tomar el timón de vaya a saber qué barco pirata o imperial. Creernos santos o corruptos por el solo pecar, devenido al volver a nacer con el dominio del verbo o saber cómo pecar con el pensamiento incorrecto que nos guiara por el camino errado. Creía que iba a ser libre por pelear, por luchar con el enemigo programado por el sistema mental. Éramos libres sin pensar al transitar de aquí para allá, cuando nómades sin fronteras caminábamos al azar. Por ello creer que tener mucho de todo me hará libre, solo construye castillos con celdas de cual nunca escapar. Ya no quiero jugar, como formulas en cajas vinieron las reglas a dar, sentido al juego nada mas. Creer esas normas es lo mismo que el personaje a montar o representar, un juego mental.


Todo es con reglas y leyes devenidas como universal. A tal punto que buscamos extraterrestres que jueguen igual. Mas nadie responde al menos al esquema o tablero demencial. Ser o no ser. Libertad o muerte. Es igual. Por eso nadie quiere pensar en no ser nada porque le recuerda la propia muerte existencial. Hasta creemos que la paz se compra, o se negocia o se encuentra al ya no estar, que descanse en paz. Se vuelve un absurdo juego de palabras al pensar, peor aun mas, al creer alcanzar como encontrando el lugar vaya a saber dónde, como promesa utópica que te mantiene en actividad mental.

 

No hay libertad sin paz o paz sin libertad, pero no aclaran cuál. Es por ello este reflexionar. Vuelvo a la cama a conciliar nuevamente el sueño para descansar el cuerpo mas no la mente que seguirá un juego perverso de conciliación o mediación existencial. Sanar le dicen al poder entender cuál es el conflicto entre la mente y el alma, pues el sueño hace el milagro de poner todo en tablas o incluso ganar los sueños perdidos u olvidados por la cruda realidad. ¿Cruda realidad? ¿De qué hablas? Me voy a dormir un rato que no aguanto mas el descalabro de seguir pensando como estar trotando sin descansar.

 

Es por eso que declaro que ya no creo que la libertad se gana luchando ni que la paz se obtiene o consigue. La libertad como la paz es. Soy libre porque mis células se mueven tal cual músculos y articulaciones, en paz y armonía biológica cósmica, sin pensar todo funciona correctamente como el don o el milagro de estar vivo. Soy paz por añadidura no por pensarlo sino por consecuencia de existir. Cuando pienso pierdo la paz y la libertad. Por lo cual ahora entiendo el concepto no por entenderlo sino por sentirlo en carne propia, lo siento. ¿Cómo decirte o explicarte algo que se siente? No hay palabras solo humo que explique lo inexplicable pero que creo que me da paz de consciencia al obrar en consecuencia a las reglas del mercado, cultura o religión proyectadas a tal efecto. No creerme animal ni mortal. ¿Somos mucho mas que eso?

 

Ahora creo que pienso con claridad al poner las cosas en su lugar, armar el rompe cabezas, que tanto dolor y sufrimiento han dado como jaquecas. Nada es lo que parece ser. Lo entiendo y vivo. Ya que me muevo en una realidad artificial y fantástica recreada por mentes brillantes que incluso por decir o escribir palabras bonitas y sofisticas son aplaudidos o reconocidas como superiores al promedio mediocre por no esgrimir hábilmente semejante inteligencia sofisticada y entrenada para discurrir tantas pavadas como humo de circo o de mago que distrae la vista y sentidos para tenerlos entretenidos.

 

Ahora el alma me guía junto con las estrellas del firmamento al cual estoy unido inexorablemente de principio a fin. Ahora veo con claridad con los sentidos libres y en paz de acción. Era solo eso entender con tanta inteligencia aplicar. Si quiero cruzar el rio, a nadar se ha dicho aplicando la técnica aprendida con la fuerza de los brazos y piernas que impulsadas por el motor corazón llevara la energía necesaria para tal travesía. Esa en si misma es la aventura, solo vivir el tiempo que sea dejando fluir en armonía el poder del cuerpo y el pensar guiados por el soplo existencial llamado alma.

 

Ahora entiendo al viejo que solo dormía lo necesario, sentado, parado o acostado solo de a ratos. No solo porque ya me convertí en viejo sin darme cuenta queriendo. Los retratos como las fotos me dan cuenta que ya camino lento. Como el propio pensamiento que se aquieta, pero con mayor precisión como por añejo. Claro que tenían razón al decir que el diablo sabe mas por viejo que por diablo, además de haber mordido la manzana de la sabiduría o maquinaria de pensar con el verbo.

 

espiritualidad integral

 

Ahora todo es paz en tiempos de terremotos y huracanes. Siento la libertad del ave que vuela por el solo hecho de hacerlo. ¿Por qué será que todo lo tergiversan? Será para querer justificar una supremacía racial como en el símbolo de la paloma blanca, o la creencia de tener que buscar una tierra prometida para solo los elegidos o los iluminados por pensar de tal o cual manera mejor que el resto. Nada de ello es verdad porque la verdad es solo nada. Soy nada, como no soy nadie mas que dentro de un sistema de juego donde ocupo mi lugar y demuestro mi habilidad compitiendo de quién soy sino el mejor. Soy libre por no tener nada, soy paz porque no tengo nada, nada que perder. Todo es regocijo por sentir y vibrar a flor de piel. Aturdido por los sonidos e imágenes que captan mis ojos como la que recrea mi mente. Soy afortunado, por el don de estar vivo, consciente y lucido de mi existir a sabiendas de ser finito. Lo cual me deja libre y en paz, porque siento la vida que algún día cesara.

 

Lo cual le da mas valor y sentido a estar disfrutando a la vez que conlleva y fortalece la libertad y la paz intrínseca.

 

Por eso puedo decir a la vez que sentir, soy paz, soy libre, soy amor, soy alegría, soy agua, soy tierra, soy aire, soy fuego, soy parte del todo. También soy sensible por ello siento, lloro, río, sufro, me rompo, envejezco, irrefrenablemente, a cada momento una parte de mi siente la vida y la muerte. No solo la veo afuera, soy consciente de que la luz se va apagando con el tiempo. Tal cual llamarada se extingue a falta de combustible y sin embargo la paz sobreviene porque lo acepto sin pensarlo. Como la quietud del agua a falta de viento para generar las olas. No pienso como no soplo pensamientos, solo existo y actuó con criterio propio a tal fin y razón. Ya no tengo que caminar por seguir un juego, o peor aun obedecer ordenes de nadie. Pero tampoco nos engañemos cuando buscamos que nos mandoneen solo por proyectar afuera otro ego mas fuerte que nos justifique la insoportable levedad de ser y no estar. Siento el frio, el calor, la bronca, la ira, el dolor, el sufrimiento, pero busco, resuelvo, no me quedo apegado o aferrado al sentir sino a reaccionar y obrar en consecuencia de lo que siento y pienso lo correcto para el caso dando vuelta de pagina y dejando atrás el momento. Ya que no lo siento porque ya es historia, ya no esta lo que estaba solo en el recuerdo y soy poseedor de mantenerlo vivo o muerto, presente o pasado.

 

 

Otros Artículos del Columnista

 

 

Visto 515 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

banner nt2 3