FITUR NUESTRO TURISMO1100x100

Lunes, 11 Diciembre 2017 18:41

El Turismo que Ya Llegó. Una Revolución Social Anunciada.

Valora este artículo
(1 Voto)
El Turismo que Ya Llegó. Una Revolución Social Anunciada.

Antonio Tejera

 

 

 

 

 

 

“Uno de los sectores socio-económicos que marcan el desarrollo del turismo, es el de las personas mayores. La sabia gestión de este componente, debe proporcionar un beneficioso elemento de equilibrio en los destinos turísticos mundiales”.

 

COSTA RICA, UN PUNTO DE APOYO


En el año 1996, durante una memorable asamblea general de la AMFORHT (Asociación Mundial para la Formación Hotelera y Turística), en San José, tuvimos la extraordinaria oportunidad de conocer y dialogar, con el entonces ex presidente de Costa Rica, Rodrigo Carazo Odio. Uno de nuestros más recordados pasajes de nuestra vida profesional, por el significativo tema sobre el que giró nuestra larga charla: la creación de la Universidad para la Paz, su ubicación en Costa Rica, y la justificación de la misma.

 

Nos contó este inolvidable personaje, como a base de su perseverancia y el estudio que había hecho sobre la evolución de la comunidad mundial, había conseguido que las Naciones Unidas aprobaran (1981), no solo de constituir una universidad para tratar de impulsar la paz mundial, sino como logró que se radicara esa universidad en su país, algo en lo que fue determinante el que en Costa Rica no hubiese ejército. Un país que propiciaba la paz – y lo sigue haciendo – invirtiendo en la enseñanza, lo que otros invierten en armamentos y capacitación para las guerras.

 

Una vez jubilado, Rodrigo Carazo, había organizado un modesto – vamos a llamarlo así – establecimiento dedicado a atraer y alojar personas mayores fundamentalmente de los EE.UU., para realizar cursos cortos sobre la materia de la paz, en esa universidad que él había instituido en el país. Una iniciativa a la cual dedicaba su tiempo, con toda la sabiduría que su larga vida política le había dado, y cuyo señalado éxito disfrutaba con su clara visión de la contribución que estaba realizando a favor del mundo entero. Era un humanista de los pies a la cabeza, que nos ofreció unas inolvidables enseñanzas con su fácil verbo y sus claras ideas.

 

Estábamos ante un modelo de un movimiento que podíamos encuadrar dentro del turismo cultural, que apoyó el amplio proyecto que en aquellos mismos momentos estudiábamos con la citada Universidad para La Paz, y que más tarde lográsemos implantar en Canarias, con un señalado éxito internacional, gracias a la singular visión progresista de los políticos, Adán Martín Menis, Antonio Cruz Caballero – tristemente fallecidos – Pedro Rodríguez Zaragoza, Jaime Rodríguez Cies e Isaac Valencia Domínguez, unidos a un largo etc. de las numerosas personas que colaboraron en ese gran proyecto, no solo españoles sino prestigiosos profesionales de otras nacionali-dades. Un reconocimiento público que es de justicia publicarlo.

 

La señalada presencia del turismo de mayores, es una constante que representa un alto índice de preferencia por los lugares históricos, bellezas naturales, museos, etc. todo un entorno relacionado con la cultura de los pueblos, que ofrece cada día un considerable aumento en las estadísticas de visitantes.

 

TURISMO CULTURAL PARA MAYORES


Nos vamos directamente a este sector del turismo - el de los mayores – que ha venido apareciendo de forma progresiva, no solo bajo esa maravillosa idea de Rodrigo Carazo, sino del amplio escenario que los países desarrollados están imponiendo, como una evidencia de su sensibilidad hacia quienes, con su dedicación y su trabajo, han contribuido sanamente en la elevación del nivel de vida que permite desarrollar programas como los que comentamos.

 

Así, ponemos de ejemplo a la espectacular labor del IMSERSO (Instituto de Mayores y Servicios Sociales) en España. Esta organización oficial, mueve millones de personas todos los años, cuya principal identificación es ser mayores de 55 años. Con una gestión modélica prepara unos programas de viajes a precios sumamente baratos, que abarcan toda la geografía turística española. Su visión estratégica está basada en un estudio económico, en el cual está presente la estacionalidad, las temporadas punta del turismo internacional, el clima, los medios de transportes y los alojamientos.

 

Unos programas exitosos gracias al conocimiento y la profesionalidad de quienes los producen, han conseguido generar una corriente de opinión que hace que el amplio colectivo que conforma esa denominación “mayores de edad” esté pendiente anualmente del anuncio de sus viajes, los que han permitido a un importante sector de la sociedad española conocer el país de punta a punta, apoyando a las empresas turísticas, que ven como el movimiento de este sector está acomodando su economía, cubriendo los espacios que dejan fuera la tradicional afluencia del turismo vacacional, aportando así un importante recurso que en España ha supuesto que los establecimientos alojativos mantengan sus puertas abiertas todo el año – y con ello sus puestos de trabajo – cuando tradicionalmente una buena cantidad de ellos cerraban las puertas varios meses, por finalizar las temporadas turísticas provocadas por las vacaciones y las buenas condiciones climáticas. Un modelo que señalamos en este reportaje, porque lo conocemos profundamente y lo hemos visto desarrollarse desde sus inicios, algo extendido por toda Europa, EE.UU., Canadá, etc., con sus características propias.

 

UN ESTUDIO RAZONADO


Noticias muy recientes nos llegan relacionadas con este tema, que dan veracidad al interés con que se está moviendo este sector dentro de la sociedad mundial. Recientemente se ha celebrado en Colombia, un congreso mundial sobre la calidad turística, donde el presidente de Comité de Miembros Afiliados de la Organización Mundial del Turismo, Miguel Mirones, ha subrayado la fórmula del entendimiento y la colaboración entre el sector público y privado español – el caso claro del IMSERSO - asegurando que ‘este modelo, que cuando comenzó era totalmente novedoso, hoy se ha convertido en un referente mundial que ha sido replicado en muchos países de todos los continentes, que van vivir una auténtica transformación en su ámbito turístico, que supondrá una oportunidad ideal para los inversionistas si realizan una gestión adecuada”.

 

Junto a estas declaraciones, el gobierno de Perú, acaba de celebrar su II Foro Nacional de Turismo Social, donde su viceministro de Turismo, Roger Valencia Espinosa, ha declarado que su ministerio – MINCETUR, Ministerio de Comercio Exterior y Turismo - ha creado un modelo de gestión en turismo social para capacitar a las regiones, a través de las Direcciones Regionales de Turismo (directores) en el Perú.

 

“Este modelo de gestión brindará estrategias, capacidades y herramientas de intervención a las Dircetures en programas de turismo social, a fin de que estos puedan ser incluidos en las estrategias de las regiones para dinamizar el turismo interno El viceministro señaló que las capacitaciones se desarrollarán durante el 2018 y que estas se destinarán a los especialistas de los gobiernos regionales.
Indicó que estos adiestramientos se ofrecerán también a los representantes de los gremios turísticos del país, con quienes se viene trabajando de manera articulada para promover esta actividad.

 

Un movimiento mundial donde el sector de “los mayores de edad” tienen en protagonismo especial, como está estudiado en el trabajo del magíster peruano, en Marketing Turístico, Elena Villar, “Modelo de Planificación del Turismo para la Tercera Edad”, el cual es un magnífico elemento para basar la estrategia de la capacitación que impulsa el MINCETUR, y que, precisamente, ocupa las bases enunciadas en este trabajo que conocemos en profundidad desde hace algún tiempo.

 

EPÍLOGO


Hechos y realidades que convergen con las experiencias – caso de Costa Rica y Rodrigo Carazo, y el IMSERSO, España – que marcan y señalan un turismo que ya llegó. Que hay que gestionar con conocimiento, sensibilidad y una alta profesionalidad donde estén presentes una valores humanos sobre los que se edificará un marco adecuado que sirva para llevar el entusiasmo y la felicidad el sector de los mayores de edad, un campo que hay que saber gestionar, donde la cultura tiene un protagonismo principal que no puede quedar en manos inexpertas o faltas del conocimiento necesario para hacer feliz al viajero que se entrega a un programa donde espera encontrar su más íntima satisfacción personal.

 

 

Otros Artículos del Columnista

 

 

Visto 530 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

banner nt2 3