Fitur 2019

Martes, 24 Abril 2018 03:27

BRAGANÇA. Referencia Nacional

Valora este artículo
(1 Voto)
BRAGANÇA. Referencia Nacional

Concha Pelayo

 

 

 

 

 

Dice Hernâni Dinis Venâncio Dias, Presidente da Câmara Municipal de Bragança que esta ciudad será referencia a nivel nacional, pero creo que el amable Presidente se equivoca porque Bragança ya es referencia, y no solo nacional, sino me atrevería a decir, que también a nivel internacional. Son muchas las características de esta bella región que aúna una importante historia, paisaje, naturaleza, tradiciones seculares, arquitectura, industria, artesanía y gastronomía, entre otras, como para ser referente, incluso modelo a seguir.

 calle braganz

Conocí Bragança hace muchos años. Su proximidad con Zamora facilita esta circunstancia. La visito con frecuencia y tengo allí buenos amigos, pero cuando yo conocí esta ciudad por primera vez era una adolescente, estudiante de bachillerato allá por el año 1958 y Bragança fue mi primera salida al extranjero. Entonces apenas se viajaba. Por supuesto, que en aquellos tiempos Portugal y España vivían en pleno subdesarrollo. Ambos países sufrían enormes retrasos y también Bragança, cómo no. Pero pasaron los años y por suerte han cambiado mucho las cosas. Y esta ciudad vecina se ha convertido para mí en una ciudad amiga, en referente cultural en muchos aspectos y por la que, a través de ella, he ido conociendo al país vecino, aprendiendo de su filosofía de vida, de su literatura de su vastísima cultura y de una historia de siglos que la entronca directamente con España

 

Se ha dicho siempre que España y Portugal se daban “las costas”, que vivíamos de espaldas unos a otros, pero esto tampoco es verdad. Mientras los españoles sí ignorábamos a los portugueses, ellos, al contrario, demostrando más inteligencia que nosotros, hablaban nuestra lengua, conocían nuestra música, a nuestros cantantes, a nuestros poetas y escritores, conocían nuestra historia mucho mejor que nosotros. Sabían de nuestra moda y de nuestra vida social. Al respecto de lo que digo, un buen amigo brigantino, mientras conversábamos de todo esto, me dijo un día: “Los españoles sois muy orgullosos, y ¿de qué?” Muy buena pregunta que me cogió por sorpresa pero que no he olvidado nunca más, pues aquel amigo me dio una lección de humildad impagable, porque, efectivamente, el orgullo es muy legítimo y hay que sentirlo cuando se reconocen los defectos y se intenta corregirlos. Orgullo pueden sentir los vecinos portugueses por conocer nuestra lengua y hablarla con fluidez, por conocer y admirar nuestras costumbres, por conocer a nuestros poetas y escritores, por conocer nuestra historia, por conocer incluso, nuestros defectos.

 

Podría seguir refiriéndome a Portugal como un país modelo y a Bragança como a una ciudad bella, cuajada de arte y de historia. Ocho museos en un espacio relativamente pequeño significa el interés de esta ciudad por el arte y por la cultura, lo que no ha pasado desapercibido para el grupo de periodistas de FEPET que han visitado Bragança recientemente invitados por la Cámara Municipal de Bragança. Han sido tres intensos días donde los periodistas, procedentes de diferentes puntos de España han podido conocer esta región norte de Portugal de la mano de su Presidente y de todo un equipo profesional que han acompañado e informado a los periodistas en todo momento comenzando por el recibimiento institucional donde fueron obsequiados con un coctail-cena esplendido donde abundaron los platos típicos de Bragança, los elaborados postres y los vinos, además de cambiar opiniones y compartir con los amigos portugueses. El Presidente da Cámara habló de las importantes infraestructuras que se han hecho en la ciudad, de la industria y del comercio, así como de un importante proyecto sobre la Lengua Portuguesa que va ser un referente para todo el país.

 

braganza masc2Interesante y muy agradable fue la subida al Castillo ascendiendo por la parte antigua de la ciudad que nos recordó, con un poco de imaginación, al Mont Saint Michel de Bretaña. El Castillo, robusto se alza sobre una de las partes más altas de la ciudad y exhibe orgulloso la Torre del Homenaje donde en su interior se puede admirar el interesante Museo Militar, pero antes de llegar, los periodistas visitaron el Museo da Máscara, un museo dedicado a las mascaradas de invierno de la región, tradiciones ancestrales que se celebran a un lado y otro de la frontera y donde se reúnen una vez al año las máscaras de Zamora, Sanabria y Bragança. Son estas mascaradas celebraciones invernales muy habituales en estos tres lugares y con idéntico significado. La máscara, significa coraza o coroza y se las ponían los condenados durante la Inquisición.

 

Portan cencerros y ropas muy llamativas, coloristas que infunden pánico o temor. Algunas de las funciones es recoger el aguinaldo. Estas celebraciones se repiten en diferentes puntos de España y también en Europa. En la zona del noroeste peninsular se celebran con el mismo ritual y parafernalia desde siglos lo que le confiere un mayor atractivo.

 

El Solar Bragançano acogió a los periodistas con una espléndida comida rodeados de confort y de cierto lujo que confiere al lugar una decoración cuidadísima del más puro estilo Art Decó. Sus anfitriones, profesionales y elegantes fueron informando al grupo cada plato a degustar así como su elaboración.

 

Y el tiempo transcurre y el Parque Natural de Montesinho, en medio de la lluvia nos condujo hasta el Rio de Onor, la localidad transfronteriza de gran valor cultural. El río separa a los dos países que se mezclan y comunican como si fueran hermanos. Lo son realmente, pues comparten celebraciones y tradiciones e interactúan los unos con los otros con gran naturalidad. En esta parte transfronteriza hablan con la misma facilidad el portugués y el español, unos y otros. Hay que destacar la belleza de este entorno bucólico y natural donde la piedra es protagonista y el agua del río corre cristalina llevando vida a estos territorios.

 

Fueron muchos los lugares que visitaron como la Iglesia de San Bento, el Museo y Centro de Documentación Sefardita de Bragança, de reciente apertura, el Domus Municipales, junto al Castillo, el Centro de Arte Contemporáneo Graça Morais, o el Museo Abade de Baçal y el Centro de Fotografía Georges Dussaud. Todos estos centros culturales están magníficamente dotados de importantes piezas arqueológicas, pictóricas o artesanales.

 

Algo que llama poderosamente la atención a los foráneos, es la arquitectura, uniforme y equilibrada donde las casas, como se repite en todas los núcleos de población de Portugal, están rodeados de zonas verdes, de bosques de castaños o coníferas y de otras especies, donde todo es armonioso porque la especulación de la tierra no es concebible en Portugal. Son muchas las cosas que los españoles pueden copiar de nuestros amigos portugueses a los que por fin, ahora, ya no le damos “las costas” porque hemos aprendido a admirarlos, a respetarlos y a quererlos. Somos hermanos.

 

 

 

Otros Artículos del Columnista

 

 

Visto 293 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

banner nt2 3