FITUR NUESTRO TURISMO1100x100

Miércoles, 02 Mayo 2018 09:57

Existe en Realidad un Turismo de Negocios?

Valora este artículo
(1 Voto)
Existe en Realidad un Turismo de Negocios?

Miguel Acerenza

 

 

 

 

 

 

En los últimos años se ha planteado una gran interrogante; ¿Existe o no un turismo de negocios?. Nosotros pensamos que no porque carece de un sustento científico, y en estos breves comentarios explicaremos por qué.

 

Qué dicen los estudios científicos del turismo
Las referencias bibliográficas existentes sobre los estudios realizados desde una perspectiva científica del turismo, permiten dilucidar que éste conceptualmente, es una manifestación de la conducta humana que tiene lugar en el tiempo libre, y que como tal, forma parte de las denominadas actividades del ocio.

 

Ahora bien, la conducta a la que se hace mención no se da durante todo el tiempo ocupado por las personas, sino que como se menciona, en un período especial del llamado tiempo social en el cual reconocidas autoridad en la materia distinguen cuatro tipos de tiempos fundamentales y establecido una tipología del mismo, a saber: el tiempo psicobiológico, el tiempo sociocultural, el tiempo socioeconómico, y el tiempo libre. El tiempo psicobiológico (también conocido como tiempo de vida o vital), es el ocupado por las necesidades psíquicas y biológicas de las personas; el tiempo sociocultural es el requerido para la atención de las obligaciones familiares y sociales; el tiempo socioeconómico (o de trabajo) el empleado para las actividades relacionadas con el sustento económico; y finalmente el tiempo libre es el dedicado a las actividades del ocio, algunas de las cuales son consideradas como actividades des-rutinizadoras, entre las cuales se encuentran precisamente los viajes turísticos.

 

Como se observa entonces, los estudios científicos del turismo ubican a los viajes turísticos en el contexto del tiempo libre, mientras que a los viajes de negocios en el tiempo de trabajo,
dado que el principal motivo de viaje no es el disfrute de las actividades turísticas y recreacionales, sino razones relacionadas con el sustento económico de las personas.

 

Ahora bien, ¿por qué entonces se habla de un turismo de negocios? Nuestra explicación de por qué se habla de un turismo de negocios
Pensamos que se trate de una confusión en la interpretación de las “Recomendaciones Internacionales para estadísticas de turismo” de las Naciones Unidas, por cuanto quienes viajan por cualquier finalidad son los visitantes y no los turistas, de acuerdo a la definición que se da de los mismos en las citadas recomendaciones, a saber; Visitante, “Una persona que viaja a un destino principal distinto al de su residencia habitual, por una duración inferior a un año, con cualquier finalidad (ocio, negocio u otro motivo principal) que no sea ser empleado por una entidad residente en el país visitado”


Aclarando en capítulo 3 de las mencionadas recomendaciones que el motivo principal de viaje de un visitante es el que determina si el mismo es turístico o no. Aclaración que no deja lugar a dudas de que el motivo principal de los viajes de negocios no es turístico.

 

Sin embargo la OMT en su publicación titulada “Entender el turismo: Glosario Básico”, menciona que “El turismo es un fenómeno social, cultural y económico relacionado con el movimiento de las personas a lugares que se encuentran fuera de su lugar de residencia habitual por motivos personales o de negocios/profesionales”. Indicando que “Estas personas se denominan visitantes (que pueden ser turistas o excursionistas; residentes o no residentes) y el turismo tiene que ver con sus actividades.

 

Pero más significativo aún, en el Glosario de Términos que presenta en la mencionada publicación, define al Visitante de negocios de la siguiente manera:
“Un visitante de negocios es un visitante para el que los negocios y motivos profesionales, son el motivo principal de un viaje turístico”.
La incongruencia existente en la definición que brinda la OMT sobre el visitante de negocios, es lo que nos lleva a creer, como lo mencionáramos al inicio de estos comentarios, que evidentemente se trata de una lamentable confusión, inadmisible desde luego en una organización que supuestamente es la referente del turismo mundial, pero es el que sustenta nuestra fundada opinión de que el turismo de negocio no existe como tal.

 
 
 
 

Otros Artículos del Columnista

 

 

Visto 389 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

banner nt2 3