banner

Sábado, 02 Junio 2018 15:30

Turismo y medio ambiente - I

Valora este artículo
(0 votos)
Turismo y medio ambiente - I

Jose Delgado

 

 

 

 

 

El turismo es en la actualidad una de las ramas más importantes del sector servicios y de las de mayor crecimiento a nivel mundial. Además, el turismo, como Ustedes saben, ha representado una actividad importante para la economía mundial, en tanto que fenómeno masivo como actividad que requiere de una gran infraestructura y complejos servicios que no siempre han tenido una adecuada planificación.

 

También se convirtió durante un tiempo en un fenómeno deteriorador del medio ambiente natural y social. No solo ha transformado el aspecto físico de las zonas turísticas, sino que ha generado graves trastornos ecológicos: destrucción de ecosistemas, disminución de la cantidad y calidad del agua, empobrecimiento y contaminación de los suelos, extinción de múltiples especies de fauna, afectación severa de la flora, depredaciónpesquera y contaminación del mar, así como desintegrador de actividades económicas tradicionales, aculturación, migración, fenómenos de crecimiento poblacional y urbano desordenado, falta de servicios públicos, entre otros.

 

Aunque el crecimiento de la actividad durante mucho tiempo se convirtió en los años 80 como el llamado modelo turístico convencional de “avión, hotel, playa”, esté modelo empezó a presentar síntomas de agotamiento y de crisis, expresado en la espiral descendente de los grandes centros turísticos tradicionales (abatimiento de su rentabilidad y el inicio de su decadencia y agonía) fenómeno que se observa en ciertas zonas del mediterráneo europeo. De hecho, ante la pérdida de la calidad y el valor de la vacación ofrecida por el modelo turístico convencional, producto de la estandarización de la oferta y de los servicios, del manejo impersonal de los visitantes y la transformación de los viejos criterios de servicio en auténticos sistemas de “procesamiento del turista”, surgió ya a finales de los 90 esa preocupación por hacer un turismo más responsable y sostenible. Dando nacimiento a una nueva corriente turística: el llamado turismo alternativo.

 

La nueva corriente turística que nació en la década de los 90, se dice que fue el resultado de los cambios en los valores y hábitos de vida ocurridos en las poblaciones de los países desarrollados, que procuran mejorar su calidad de vida (mediante nuevas formas de utilización del tiempo libre y un ambiente limpio y sostenible).

 

Efectivamente, estas poblaciones con altos ingresos, con más tiempo libre, sometidas a las tensiones y a la despersonalización de las ciudades y de la vida industrial, así como crecientemente preocupadas por mejorar su calidad de vida demandan servicios turísticos en los que encuentren satisfacción a una diversidad de intereses, atención personalizada, destinos vacacionales naturales (exóticos) y un medio ambiente limpio.
Ya en las encuestas a nivel europeo de los años 1994, uno de cada dosturistas alemanes, consideraba la calidad ambiental como un elemento esencialen la decisión de su destino vacacional y el 38 % de los turistas ingleses la consideraba como el elemento básico para decidir regresara un destino vacacional. Hoy en día se ha convertido en algo necesario ese cambio de mentalidad en todos los aspectos.

 

Por ello y según la Organización Mundial de Turismo (OMT), el segmento turístico que experimentó un ritmo más acelerado crecimiento fue el llamado turismo “alternativo”, es decir el turismo que tiene como destino la naturaleza y que incluye todas aquellas practicas turísticas conocidas como turismo especializado: turismo de aventura, científico, cinegético, de montaña, rural, camping, buceo, safari fotográfico, espeleología, ecoturismo, etc.
Si hacemos una regresión histórica podemos ver que ya este tipo de turismo generó en los años 90 alrededor del 7% del gasto total en viajes internacionales y significo una importante entrada de divisas para los países receptores de mismo.

 

Ejemplos como en Kenia donde, en el año 1994, los safaris generaron 400 millones de dólares. En las Maldivas (nación de 1190 pequeñas islas en el océano Indico), uno de los destinos de buceo más grandes del mundo, el turismo constituyo en 1993 más del 80 % de su PIB. En Costa Rica el turismo de historia natural, de aventura tropical y de contemplación de aves silvestres representó más del 75 % de su turismo general (684,000), siendo la segunda fuente de divisas, en 1993 estas actividades turísticas generaron 577.4 millones de dólares. Las barreras de coral de Belice recibieron alrededor de 128,000 turistas anualmente dejando una derrama superior a los 20 millones de dólares.

 

Pero si vamos un poco más allá podemos determinar que el turismo es un fenómeno de desplazamiento de un lugar de residencia permanente a otro temporal, que no solo es un movimiento de personas, ya que implica transporte, alojamiento y alimentación, es decir un fenómeno social complejo, con múltiples facetas que involucran aspectos tanto económico, como social, cultural y medioambientales.


 

Otros Artículos del Columnista

 

 

Visto 162 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

BannerHoritzontal1BannerHoritzontal1