FITUR NUESTRO TURISMO1100x100

Viernes, 08 Junio 2018 16:41

¿Innovación en destinos turísticos?

Valora este artículo
(0 votos)
¿Innovación en destinos turísticos?

Renzo Miranda2

 

 

 

 

 

Pregunta pertinente para todos los profesionales del sector, habida cuenta que hay una evidente y con frecuencia escandalosa estrechez de miras acerca de qué es innovación y, sobre todo, cómo se puede innovar en turismo. A propósito recuerdo, con desazón, un foro desarrollado en San Marcos el año pasado. Aquella vez, al formularse la pregunta sobre cómo innovar en destinos turísticos, uno de los ponentes, que es invitado recurrente a conferencias y seminarios, a decir verdad no sé por qué razón (quizá por su madura edad), se limitó a responder algo así: “Innovar es limpiar las calles, ponerlas más bonitas, iluminarlas…” y cosas de parejo jaez. Esa sola respuesta, que dejó perturbadas a las mentes innovadoras presentes en dicho evento e indiferentes a quienes no pasan de la superficie de un taller de metodologías ágiles, demuestra palmariamente los precarios niveles de conocimiento y comprensión que se tiene de los procesos de innovación. El marco de referencia que exhibió el ponente es limitado porque aborda la innovación como mero cambio de algo, lo cual resulta insuficiente cuando se habla de turismo.


Yo me quedé perplejo porque se soslayaba, públicamente, y en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos nada menos, los logros de empresas turísticas innovadoras que solo han prestigiado y siguen prestigiando diferentes destinos regionales y locales de Perú.

 

Inkaterra, que data de los años setenta, es una cadena hotelera peruana que introdujo el ecoturismo en nuestro país como concepto y como praxis, y sus efectos positivos se pueden apreciar hoy en destinos como Tambopata, Cusco y Machu Picchu. Inclusión social, protección ambiental y rentabilidad económica, además de un servicio exclusivo y de lujo en cada detalle, configuran su carta de presentación ante el mundo y hacen de Inkaterra un referente de innovación para todo el sector turismo. Porque no hay innovación de destinos turísticos sin empresas que innoven responsablemente en ellos.

 

Si hablamos de Airbnb, por referir un ejemplo más reciente a nivel mundial, no se puede negar que su modelo de negocio, que conecta a usuarios con una amplia y diversa oferta de alojamiento, ha significado una forma de emprendimiento exitoso para buena parte de la población receptora y un incentivo poderoso para muchos visitantes que quieren focalizarse en descubrir el destino sin dar tanta prioridad al alojamiento. Esto implica, naturalmente, mayor consumo de actividades y servicios en el lugar de visita. ¿Puede dudarse de los beneficios de modelos innovadores en el destino turístico? Sólo como dato, según Gestión.pe, hoy Airbnb se valoriza en 3 mil millones de dólares, tanto o más que la cadena Marriott y sin contar con los activos ni ser dueño de las habitaciones. ¡Eso es innovación con resultados en mayúsculas!

innovacion2

Photo by Antonio Lapa on Unsplash

Pero ese señor olvidaba también a la cadena Aranwa, de capitales peruanos, cuya propuesta hotelera abraza principios de wellness o bienestar, y en donde, más que pernoctar, el huésped vive una experiencia de salud con tratamientos, equipamientos y personal especializados. Paracas, Valle Sagrado y Valle del Colca son algunas de sus bellas locaciones que le sirven como marco escénico. Aranwa es la prueba de que un destino turístico, ya de por sí con valor cultural o paisajístico, puede desarrollar hotelería innovadora y prestigiarse ante el mundo.

 

Sospecho que el digno caballero no está al corriente tampoco de la ola peruana de proyectos UEX que surgen como propuestas de solución a muchos de nuestros problemas como turistas. Es seguro que desconoce una iniciativa tan interesante y útil como red Bus, que permite comparar precios, horarios y servicios de buses en Perú, haciendo más fácil y sencilla la compra de un boleto y, por ende, promoviendo el turismo interno para muchos de nosotros que ansiamos descubrir nuevos destinos turísticos sin salir del país y sin recurrir a una costosa aerolínea. Porque innovar se trata de eso: de empatizar con uno o varios problemas de la gente y proveer la solución efectiva.
Espero que estos casos exitosos de innovación en turismo, que influyen decisivamente en las dinámicas sociales, económicas, territoriales y ecológicas del destino turístico, sirvan como marco de referencia actualizado cuando se pretenda hablar de innovación en nuestro sector. La respuesta a la pregunta del título de este artículo ha sido, a mi juicio, ampliamente justificada.

 

Por cierto, el señor aludido es Elmer Barrio de Mendoza, de quien, claro es, no espero asomo de réplica.
¿O acaso sí, don Elmer?

 

 


 
 

Otros Artículos del Columnista

 

 

Visto 142 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

banner nt2 3