Fitur 2019

Lunes, 10 Diciembre 2018 10:38

Hotel Majestic, recuerdos, gastronomía y realidades

Valora este artículo
(0 votos)
Hotel Majestic, recuerdos, gastronomía y realidades

Antonio Tejera

 

 

 

 

 

Un modelo concreto de identidad y sostenibilidad

mgtadesayuno

Espectacular entrada al “ Majestic Breakfast Experience” considerado el mejor desayuno de Europa en el Hotel Majestic & Spa Barcelona, en la costa mediterránea de España. Todo un lujo. F/ La Vanguardia.

A mi hermanita Mily, tremenda estudiosa y experta en gastronomía, con todo mi cariño.familiatejera

Un caso especial
Dedicarle este sentido especial reportaje a mi querida hermana, es un tributo que no quiero desaprovechar en estos momentos en los que – una vez más – se está entregando, en cuerpo y alma, a la labor de ocupar sus delicados conocimientos a favor de unas atenciones que el destino me han hecho incuestionablemente necesarias, sin ningún género de alternativas ni posibilidades. Es justo y necesario dedicarle estas sentidas líneas nacidas de mis íntimos y fraternales sentimientos…Dentro de esta reflexión cabe de lleno la noticia que hoy nos llega sobre el Hotel Majestic, de Barcelona, algo que está profundamente relacionado con el trabajo que durante muchos años María de los Milagros Tejera, se ha tomado con su aprendizaje y puesta en escena de la gastronomía, de cuyos resultados y ganancias sus más queridos familiares – entre ellos nosotros – hemos sido, y somos, los auténticos beneficiados.

 

Con especial dedicación a la comida italiana, canaria y venezolana, y toda la gama de famosos platos internacionales han pasado por la cocina privada de esta excelente cocinera, elaborados con la dedicación y el cariño indiscutiblemente necesarios para la consecución de unos guisos que podemos catalogar, sin ninguna exageración, como inolvidables. Desde el clásico “Pabellón Criollo”, hasta las otrora “humildes” papas arrugadas canarias, todo hecho por ella es una creación, incluyendo exquisiteces como las “natillas catalanas”. Nunca ha dejado de consultarnos como se prepara este u otro plato, siempre con el deseo de saber más para experimentar su especial vocación, dentro de la cual y con su cultura gastronómica empírica, es una auténtica artista.

“No hay amor más sincero que el amor a la cocina.” George Bernard Shaw

Junto a mis queridos Marco La Fata (cuñado) y mi hermana, su esposa, María de los Milagros, a quien dedico este reportaje.
Existe más que una razón, para que dediquemos este reportaje de esta forma pues los imperecederos recuerdos que nos traen las paredes del Hotel Majestic y cuanto de ello vamos a contar aquí, están enlazados con una realidad presente todos nuestros días como es la elaboración y degustación de unos especiales sabores, para los cuales debemos presumir de tener una alta sensibilidad, como lo tiene esta especial cocinera que tanto queremos…

 

El Hotel Majestic y su cache

“Dicen que la comida más importante del día es el desayuno, y cuando viajamos, este momento del día se convierte a menudo en todo un ritual, de tal manera que hay quien elige los hoteles por el desayuno que ofrece. Esto lo sabe el Majestic Hotel & Spa Barcelona y se lo ha tomado al pie de la letra. Tanto es así que ha recibido el premio al Mejor Desayuno de Hotel de Europa en la XVI edición de los Prix Villégiature. Estos premios, fundados en 2003, premian anualmente a los mejores hoteles de Europa, África, Oriente Medio y Asia a través de 27 categorías. Los galardones los otorga un jurado formado por 23 periodistas de 14 países diferentes.” (National Geographic).

 

“Bautizada como Majestic Breakfast Experience , en la propuesta del Hotel Majestic se intuye la mano del chef Nando Jubany – poseedor de una estrella Michelin – que ha asesorado al equipo de cocina. Su secreto reside en la combinación de productos de calidad y proximidad, con el predominio de los sabores mediterráneos saludables, aspectos muy bien valorados por los clientes y expertos por la calidad de sus platos elaborados al momento son los principales protagonistas de esta primera comida diaria, que corre a cargo de un equipo de cocina, y en él se ofrecen más de 100 referencias a través de tres menús buffet: dulce, salado y platos calientes.


Los comensales pueden elegir qué desayunar entre una variedad de cereales, yogures y zumos recién exprimidos, pero también embutidos, exquisitos ahumados y pastelería casera, así como platos elaborados al momento. Además, tiene productos aptos para celíacos y otras especialidades del chef fuera del buffet. Pero, si por algo se caracteriza este desayuno es por la utilización de productos de temporada y de kilómetro cero.”

 

El galardón de este emblemático hotel, situado en el corazón del famoso paseo de Gracia, de Barcelona, coincide con la celebración de su centenario. En su ya larga historia, el Hotel Majestic ha alojado a numerosas personalidades, como la reina Victoria Eugenia, los escritores Ernest Hemingway, Antonio Machado y artistas como Picasso, o Miró. (La Vanguardia)

 

El Hotel Majestic en nuestros recuerdos
El Hotel Majestic, es para nosotros mucho más que estas líneas anteriores. Lo disfrutamos hace ya muchos años, con la presencia del inolvidable empresario hotelero español EUDALDO MOLAS PUJOL, el cual fue nuestro distinguido anfitrión en los tiempos en que la Asociación Española de Directores de Hotel – de la cual formamos parte, en su día – era una idea incipiente, y él era su “alma mater”, así como dirigía con se experta profesionalidad la exitosa empresa propietaria del emblemático hotel, que hoy precisamente está cumpliendo la friolera de 100 años.

 

Tristemente fallecido, en 1998, Eudaldo Molas, “fue administrador y cofundador de la Feria Hogarotel (germen del actual Hostelco). Administrador único de la Sociedad Promotora Menorquina de Turismo. Inició su carrera como director adjunto de los servicios de hostelería del Monasterio de Montserrat, y en 1960 pasó a ser director gerente de Elvissa, sociedad explotadora del hotel Majestic, de Barcelona. En 1975 creó la Unión de Hoteles Independientes, una de las primeras agrupaciones de su género en España. Una de sus mayores aportaciones al sector fue la fundación de la Asociación Española de Directores de Hotel (AEDH), entidad de la que fue presidente de honor. Es autor del libro “Administración y contabilidad de hoteles”.

 

Con ese escenario de fondo, sostuvimos una determinante relación con Eudaldo Molas, en ese Hotel Majestic, en la cual participada otro señalado empresario técnico turístico español, Jorge Vila Fradera, donde se gestaron mas de una de las acciones que posteriormente nos hicieran famosos en las enseñanzas turísticas españolas, en tiempos memorables donde las dificultades aparecían en todos los programas.

 

Recuerdos y realidades de un pasado, signado de buenas experiencias como la ocurrida en ese extraordinario hotel, donde conocimos el excepcional brandy Mascaró* y su historia, precisamente ofertada por nuestro anfitrión, en una memorable velada teñida de la mejor percepción amistosa que nacía en ese cálido y profesional ambiente, donde desde ya sabíamos hacia donde se dirigida La Humanidad, con la bandera extendida en su frente de la cultura como fuerza motriz, y el aprecio a toda ocupación útil, principios irrenunciables del desarrollo del turismo mundial como está más que demostrado.

Epilogo

Imposible terminar estos recuerdos y realidades, sin dirigirnos hacía la cuna de la sabiduría, que tan bien ordenada estaba en la mente de los personajes que hemos nombrado. No por que hayan desaparecido, se nos han olvidado sus enseñanzas…
Escribió nuestro admirado singular poeta cubano, José Martí:

“Cultivo una rosa blanca, en Junio como en Enero,
para el amigo sincero que me da su mano franca,
y para aquel que me arranca el corazón con que vivo,
cardo ni ortiga cultivo/ … cultivo una rosa blanca.”

La variedad en los productos, así como su presentación y calidad, son muestras necesarias para conseguir que el desayuno en los hoteles sea un motivo de su promoción y prestigio, hoy muy señalado con la modalidad internacional del sistema operativo buffet, extendido mundialmente, incluyendo hasta “papas arrugadas” (Cuba), o música en vivo…

 

Eso, queridos amigos, “Servir es mi vocación”…

* El Coñac Mascaró – como se le llamaba en el tiempo que le descubrimos – era el signo del conocimiento y buen gusto, de un selecto grupo de políticos e intelectuales de la época, en la Barcelona de los años sesenta del pasado siglo. El rito español de la sobremesa tradicional con el “café, copa y puro”, en el Hotel Majestic tenía el valor añadido de degustar esta tradicional excelente, especial, y todo lo que le quieras poner de bueno a esta excepcional bebida, uno de los pocos lugares donde se le conocía en toda Cataluña. Era un auténtico placer…

“El brandy Mascaró, la expresión de la tradición y la experiencia
El brandy Mascaró es una de nuestras insignias, un producto de autor donde un enólogo de la familia controla todo el proceso de elaboración, desde el viñedo hasta la botella. La uva que trabajamos en nuestras fincas en el Penedès llega a la bodega donde la prensamos para obtener un vino que será el origen de nuestros brandies. El brandy es la esencia del vino, por eso en Mascaró damos una importancia capital a las materias primas en su proceso de elaboración. En nuestra destilería, una de las pocas destilerías vínicas que hay en Cataluña, transformamos la uva en brandy Mascaró siguiendo la técnica de las dos destilaciones, que es la que se utiliza para elaborar el cognac, consiguiendo así la mejor fracción aromática para nuestros productos. Un rasgo diferencial del brandy Mascaró es que destilamos y envejecemos las diferentes variedades de uva y de añada por separado. El envejecimiento se realiza durante un periodo mínimo de 3 años, en barricas de roble francés, en pequeñas partidas para luego elaborar nuestros brandies mediante un ensamblaje o blend.” (Google)

 

 

Otros Artículos del Columnista

 

 

Visto 238 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

banner nt2 3