Banner 1100x100 Bod AL ZAGAL

Martes, 18 Diciembre 2018 06:00

Navidad, estudios profesionales y promoción turística

Valora este artículo
(0 votos)
Navidad, estudios profesionales y promoción turística

Antonio Tejera

 

 

 

 

 

Las Islas Canarias en el candelero

Dedico estas reflexivas líneas a mis queridos alumnos americanos, con quienes tuve la suerte de convivir, en varios países de América, en las Islas Canarias y - aunque parezca increíble – en Granada (España) y Madrid, algunos personajes relevantes en el mundo turístico de hoy, gracias sus excepcionales dotes personales, su aptitud, actitud, sacrificio y perseverancia, que diría el colombiano de Manizales, Guillermo Valencia Velásquez, hoy en la gerencia de Intercontinental Presidente México City.

 

Tiempo de meditación, de recuerdos y de balances, en el cual nos recreamos en las cosas buenas como debe de ser, olvidando el “desperdicio” como dijo en su día Edward Deming, en sus estudios sobre “la calidad total”, esa aspiración a la cual creemos firmemente haber casi llegado con nuestros estudios profesionales de turismo, amparados en las experiencias y conocimientos obtenidos en nuestra Organización Mundial del Turismo, OMT, sus catalogados expertos y todo un enjundioso grupo de personalidades mundiales del turismo que han ilustrado nuestro conocimiento con sus sabias lecciones, entre ese magnifico extraordinario grupo – no podemos olvidarlo – ese inigualable gran hombre que creo los pilares del actual turismo español, Manuel Fraga Iribarne. Un auténtico maestro para nosotros, en especial, en eso de lo que había que enseñar para desarrollar el turismo en el mundo: instar, presionar, insistir.

 

La constante de la promoción turística, una necesidad

Una de nuestras más profundas decepciones, nos las produce constantemente el comprobar el desconocimiento de la importancia del desarrollo turístico en el mundo, por parte de los dirigentes políticos, empresariales y sociales, que hoy rigen los destinos de los países desde sus más elementales bases, hasta la cúspide de sus más importantes instituciones.

 

Son miles las horas y cientos los escenarios donde hemos hecho énfasis en esta lamentable situación, que solo nos deja avanzar a tímidos pasos apenas advertidos, en la promoción del turismo como el auténtico y único elemento posible en el mundo para conseguir la paz, y la comprensión entre sus habitantes. “Dos pueblos amigos, no se declaran la guerra.”

 

A esas conclusiones llegábamos rodeados de cientos de jóvenes graduados como técnicos turísticos en los distintos países de América y Europa – algún africano también, Ndiogou Faye, Senegal – después de animadas sesiones de clases-trabajo que se hacían inacabables cargadas de conocimientos y experiencias que iban desde las riberas del Bordeaux, francés, en la vieja Europa, hasta los últimos límites de nuestra América en la misma Patagonia argentina, o el archipiélago de Chiloé, allá en las postrimerías del Océano Pacífico chileno… Todo un mundo para recordarlo, analizarlo y revivirlo con el deseo de verlo convertido en un paraíso para el disfrute de La Humanidad, tal como lo veíamos en esas memorables ocasiones cargadas de los mas subyugantes valores del conocimiento en la que la amistad, la bonhomía, la comprensión, y el amor entre los humanos – que diría nuestro insigne querido amigo Alejandro José Gallard – pueden florecer en toda la población mundial.

 

Este panorama vivido algunos largos años, nos devuelve al gozo íntimo que la injusticia abortó, el cual estaba sustentado el la importante acción que suponía para la promoción turística ofrecer la visión real del laboratorio turístico que son las Islas Canarias, como una estrategia de marketing basada en la visión de una realidad, en la cual desde el Gobierno de Canarias hasta sus mas pequeños municipios, se involucraron en algo que estaba respaldado por mas de tres años de estudio para aparecer en escena, con la Universidad para La Paz, UPAZ, de las Naciones Unidas, ONU, y unas realidades que se ofrecían al mundo del conocimiento sin ninguna otra restricción que la confiabilidad en sus formas de operar.

 

Zonas como Costa Adeje, donde se encuentra la mayor concentración de España en hoteles de cinco estrellas, o recoletos municipios cargados de historia como Garachico, en la isla de Tenerife, fueron analizados, estudiados y visitados, una y otra vez, para impregnar en conocimiento de sus realidades, en aquellos que estaban integrados en un programa de enseñanzas turística modélico que alcanzaba a todo el mundo con su dimensión, calidad y conocimientos. Decenas de profesores – nunca mejor empleada la fórmula moderna de designarlos como “facilitadores” – se beneficiaban, como ellos mismos reconocían, del valor de unos encuentros que difícilmente podríamos encuadrarlos en lo que hoy se denominan, seminario, curso, taller, etc. Eran otra cosa.

 

Una promoción turística sustentada en ofrecer a sus promotores en conocimiento de los destinos, sin ningún añadido extraño a la realidad, y basado en un marketing estratégico de alto valor para el desarrollo del turismo mundial. Un ejemplo.

 

Viena, como mercado turístico de alta calidad

La historia de la promoción turística “claveles a Viena” la vamos a referir extractada en nuestro próximo portal de Navidad-Año Nuevo, tal como venimos haciendo desde el año 1971, cuando se creó. Viene a aparecer aquí, como una variable de la aplicación del marketing turístico que nos enseñó el inolvidable experto Oskar Dignoes, lamentablemente fallecido, autor del tratado – posiblemente el primero que se escribiera sobre este tema – “Publicidad Hotelera y Turística”, EDITUR, Barcelona, España, 1954.

 

Con la colaboración excepcional, y alguna mas que excepcional, de este mencionado prestigioso personaje del turismo mundial, y de todas las primeras autoridades e instituciones políticas y empresariales de las Islas Canarias, desde ese año señalado, nuestro Centro de Estudios Turísticos de Canarias, comenzó a enviar 20.000 claveles rojos y blancos – colores de la bandera de Austria – al Palacio Imperial de Hofburg, para decorar sus salones la noche de fin de año, en lo que comenzó a llamarse internacionalmente el KAISERBALL. Una iniciativa del Gobierno Austriaco que pronto alcanzó la cúspide de los eventos que tradicionalmente se celebran en esas fechas, con un programa de calidad inimitable que cada año se ha ido superando como muy bien saben hacerlo nuestros queridos amigos austriacos

 

La primera vez que asistimos al referido acontecimiento pudimos comprobar la alta calidad incomparable del mismo, así como las grandes posibilidades que como estrategia de marketing ofrecía el evento para promocionar las Islas Canarias. Naturalmente, cualquier otro destino que supiera integrarse en el maravilloso y genial programa.

 

La calidad y el alto standing de los asistentes a este acontecimiento mundial, nos hizo percatarnos de la importancia de la presencia en el acontecimiento como una excelente oportunidad para promocionar un destino turístico donde se pudiese ofrecer una calidad de primera magnitud, como así se lo comunicamos a las autoridades turísticas y políticas de Canarias, cuyo Cabildo de Tenerife, continuó el envío de los claveles y su presencia en el KAISERBALL – no sabemos porque lo ha abandonado – después de que en el año 1976 le traspasásemos está gestión debido a nuestro traslado a Venezuela.

 

El fin de año 2009-2010, volvimos a Viena invitados a esa fiesta de fin de año-año nuevo, que hoy no se llama solo Kaiserball, donde se nos demostró, el poder del conocimiento y la iniciativa de los amigos austriacos, superándose en el acontecimiento y todas su variables operativas, que le han convertido en la clave de un programa turístico de invierno de la máxima calidad, de todo lo cual escribiremos en nuestro próximo reportaje, como un imperecedero recuerdo de unos valores turísticos hoy patrimonio de La Humanidad, se vean como se quieran ver.

 

Epílogo

Estudios, profesionalidad, acontecimientos mundiales, todo un entramado necesario para conseguir la cultura de la paz que necesita el mundo, hoy tan falto de esto, con hecho depravados que nos maltratan con horribles tragedias, que aún con toda su expresión de maledicencia y horror, son y serán incapaces de detener el movimiento pacifista en el cual nos encontraremos comprometidos hasta la muerte. Servir es mi vocación. Seguimos.


“El saber aprovechar los grandes acontecimientos mundiales para la promoción turística, es una de las cualidades que tiene que estar presente en un marketing esencial estratégico, para obtener los más óptimos resultados para todos” (CIESTCA 2000)

 

 

Otros Artículos del Columnista

 

 

Visto 380 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

banner nt2 3