Imprimir esta página
Viernes, 08 Febrero 2019 15:58

Mi Donación de libros de turismo

Valora este artículo
(0 votos)
Mi Donación de libros de turismo

Blas Esteban

 

 

 

 


No es nada fácil donar libros editados en papel en España. Y mucho menos sin son técnicos. Nadie o casi nadie quieren tener libros, salvo que sean incunables.


Terminada mi vida docente, ya hace unos años, como profesor de dos asignaturas de la carrera universitario de turismo, una de ellas, Estructura del Mercado Turístico y la otra Marketing Turístico (inicialmente se denominaba Publicidad Turística), así como responsable de organizar seminarios con profesionales de diferentes subsectores del turismo, he decidido donar mi biblioteca técnica con todos los libros que he utilizado para impartir estas asignaturas o que me han servido como consulta, y para ampliar mis conocimientos sobre este mundo tan fascinante.

 

Ha sido frustrante este proceso de donación. Durante varios meses me puse en contacto con bibliotecas, con amigos profesionales, y con jóvenes estudiantes, su contestación siempre ha sido “NO los quiero” y me recomendaban unos y otros que esos libros ya no tenían ningún interés, que los vendieran como papel. Internet, los libros electrónicos, y las nuevas formas de aprender e impartir conocimientos están poco a poco orillando las ediciones de libros en papel.



Obviamente el turismo, las empresas, los profesionales, los estudiantes y la sociedad han cambiado. Espero y confió que los profesores estén a la altura y con la formación necesaria para atender las exigencias formativas de los nuevos estudiantes y profesionales del turismo 5.0. Me inicie como profesor de turismo recién terminado la carrera de Publicidad, para ocuparme de la asignatura de Publicidad Turística, que compaginaba con el trabajo en un departamento de publicidad y relaciones públicas de una empresa multinacional. Más tarde termine los estudios de Sociología. Mi formación teórica en turismo la aprendí en los libros, y la práctica como comercial de un grupo hotelero de la Costa del Sol española y también como comercial de eventos de una cadena de agencias de viajes españolas, así como consultor externo de FITUR y otras ferias de IFEMA. No había, ni creo que exista formación especializada para los profesores de turismo. He tenido un largo recorrido nacional e internacional como profesor y organizador de proyectos formativos.



Más de 200 libros sobre agencias de viajes, hoteles, restaurantes, aviación, marketing, publicidad, economía, derecho, animación, estudio de mercados, turismo cultural, deportivo, rural, etc. Estudios e informes sectoriales sobre diferentes subsectores turísticos, revistas técnicas, cedes y videos con información de destinos, congresos, etc. los logre donar por fin- aun falta otros 100- al Centro de Documentación Turística, iniciativa privada de Miguel Montes, secretario general de FEPET, Federación Española de Periodistas y Escritores de Turismo, que lleva años recogiendo por todo el mundo diferentes publicaciones turísticas. Una tarea altruista que tiene su sede en Madrid, que necesita ayuda técnica, tecnológica, humana, económica y reconocimiento profesional, para seguir con una actividad que debería hacer las administraciones y las empresas turísticas.


El turismo español parece ser que no tiene memoria. Los libros son una parte importante de la historia del turismo.

¿Para cuando un Museo del Turismo? Un reto pendiente de la sociedad española.

 

 

Otros Artículos del Columnista

 

 

Visto 175 veces

1 comentario