Es un municipio situado en la zona baja de La Rioja, que cuenta con 740 habitantes, y se destaca por ser la cuna de numerosos personajes ilustres como: Fray Toribio de Minguella y Arnedo, Agustino Recoleto, uno de los filólogos más famosos de su tiempo. Así mismo, es una región donde la huella de dinosaurios quedó marcada en la tierra y convertida en roca, por lo tanto, se pueden encontrar yacimientos fósiles protegidos como Bien de Interés Cultural. 

En el mes de mayo se celebran las fiestas de la juventud y en septiembre las fiestas patronales, en honor a la Virgen del Villar. El resto del año se puede visitar los lugares turísticos como: el Palacio del Marqués de Casatorre, uno de los mejores edificios de arquitectura civil de La Rioja, comenzado en 1525 y acabado en 1729, la Iglesia parroquial de la Asunción, construida en el siglo XVIII, el Tronco Fósil, restos de un árbol petrificado de hace más de 120 millones de años. Familia de las actuales araucarias, resulta una especie única en el mundo: Dadoxylon Riojense, y el Centro de Interpretación Paleontológica de La Rioja, es el único lugar de la comunidad donde se explica cómo era el ecosistema de entonces, y los dinosaurios que se encontraban en esa zona. Cuenta con una colección de fósiles de Igea y alrededores, con especies y restos únicos en el mundo que vale la pena visitar. El precio de la entrada por persona es de aproximadamente 3€.