Banner 1100x100 Bod AL ZAGAL

Miércoles, 02 Enero 2019 15:29

Sostenibilidad del turismo III

Valora este artículo
(1 Voto)
Sostenibilidad del turismo III

Miguel Acerenza

 

 

 

 

imagen portada: llmc


Mucho se ha enfatizado en los principios de sostenibilidad en los cuales debe sustentarse el desarrollo del turismo, pero en la práctica en muchos países de Latinoamérica el turismo sostenible no ha sido integrado todavía a una estrategia nacional de desarrollo sostenible, como se comprometieron los Ministros y Directores de turismo de los países americanos en su Declaración de San José – Costa Rica, en abril de 1997. En efecto, la retórica del turismo sostenible contrasta con su aplicación prácticaen forma de políticas, estrategias y acciones tendientes a su desarrollo, como veremos a continuación.

 

Aplicación práctica del concepto de sostenibilidad

No puede decirse que exista en realidad una política de desarrollo sostenible en todos los países de la región. Hasta el momento las acciones observadas en muchos de ellos por lo general se han limitado a la consideración de los aspectos ambientales del desarrollo, desconociendo que su verdadero propósito es satisfacer las necesidades de los turistas, con sujeción desde luego a los principios que aseguren la sostenibilidad de su desarrollo a largo plazo. Aspecto este que, por otra parte, tiene que estar plasmado en la Ley Nacional de Turismo entre los principios que deben regir la promoción y desarrollo del turismo a nivel nacional.



Lo interesante es que este enfoque erróneo en cuanto al desarrollo sostenible del turismo se observa también en España. La investigadora Silvia Ayuso, en 2002, en su trabajo titulado “Turismo Sostenible: ¿reto o ilusión?”, menciona que “La mayoría de los instrumentos políticos se concentran en controlar o reducir el impacto ambiental, y en algunos casos, en respetar las señales visibles de la cultura local”, agregando que “…la realidad nos ofrece un modelo de turismo sostenible muy descompensado por el momento”.*

 

La verdad es que a pesar de todo lo que ha dicho sobre el turismo sostenible, no se ha comprendido muy bien todavía el contenido y el alcance de la política que orienta su desarrollo, cuyas directrices y prácticas de gestión se encuentran claramente delineadas en la Carta del Turismo Sostenible, emanada de la Conferencia Mundial de Turismo Sostenible, celebrada en Lanzarote – Islas Canarias, España, en 1995.

 

La política turística está subordinada a los propósitos hacia los cuales apunta el desarrollo del sector, con sujeción claro está, a los principios que deben regir su promoción y desarrollo, los cuales deben estar establecidos en la Ley Nacional de Turismo. El desarrollo del turismo sostenible por tanto, no es una decisión que tenga que tomar la administración en turno del Organismo Nacional de Turismo, sino un mandato que éste debe cumplir.
_______________
* Silvia Ayuso, Turismo Sostenible:¿reto o ilusión?, Rubens, Barcelona, 2002

 

Le compete sí al Organismo Nacional de Turismo fijar las pautas a las que deberán ajustarse todas las actividades tendientes al desarrollo del sector para dar cumplimiento a dicho mandato, y establecer las directrices que orienten los planes y programas destinados a ese fin por parte de los distintos niveles de gobierno. Todo lo cual debe quedar plasmado en una Política de Desarrollo Sostenible del Turismo. Dicha política debe tener una visión de largo plazo y ser aplicada a todas las formas y modalidades de turismo en el territorio nacional, y no como algunos piensan que es un requisito que deben cumplir solo ciertas formas de turismo alternativo.

 

Otro aspecto importante a destacar, es que la política de desarrollo sostenible del turismo no sólo se tiene que ocupar de establecer lineamientos para el desarrollo futuro del turismo, sino que debe establecer también medidas específicas para corregir el deterioro causado al medio ambiente por el uso irresponsable de los recursos naturales por parte de un turismo de alto impacto ambiental, orientado al logro de la máxima rentabilidad económica sin tener en cuenta los efectos negativos de su desarrollo.

 

En el próximo artículo nos ocuparemos precisamente del contenido de la política y alcance del desarrollo sostenible del turismo.

 

 

 
 
 

Otros Artículos del Columnista

 

 

Visto 475 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

natura2