Fitur 2020

 

Banner 1100x100 Bod AL ZAGAL

Sábado, 13 Julio 2019 13:46

Turismo, consagración de la diversidad

Valora este artículo
(0 votos)
Turismo, consagración de la diversidad

Antonio Tejera

 

 

 

 

 

 

 

Los hechos y la realidad

La Organización Mundial del Turismo, celebró hace ahora diez años, su V Conferencia Internacional sobre la Gestión de Destinos, en la ciudad de Hangzhou (China), la cual versó, principalmente, sobre la desaceleración de la economía mundial y el reto al que enfrentaba, ante esta situación, el desarrollo del turismo en los distintos destinos mundiales, llámense emergentes o maduros.Según el portavoz de la citada organización, subsecretario general de la citada OMT, en aquel entonces, dijo que la dinámica del sector turístico cambiaba continuamente surgiendo nuevos retos lo que obliga a tomar medidas efectivas y consensuadas para poder operar en el sector con la debida responsabilidad, conocimientos y eficacia, ante la pérdida de la confianza que ha generado en los consumidores, la citada grave crisis económica mundial que se vivía hace esos comentados diez años.La amplia representación con mas de trescientos participantes de treinta y cinco países estaba com-puesta por personeros gubernamentales, autoridades regionales, locales, empresarios y profesionales relacionados con el sector, los cuales trataron sobre las mas variadas medidas específicas y acciones políticas adoptadas en muchos destinos turísticos, así como de sus resultados, haciendo un profundo análisis de los temas.

 

La visión actual del problema
Con la clarividencia con que la OMT nos tiene acostumbrado, se incidió en la necesidad de la coope-ración político-empresarial “para que los destinos turísticos puedan evitar las peores consecuencias de la recesión económica, mientras que la innovación se convierte en herramienta clave para mantener la competitividad, incrementar la sostenibilidad y atraer a nuevos segmentos de consumidores en el futuro.” Esa innovación que con el paso del tiempo se ha convertido solo en una palabra, cuando no en destruir lo que se ha hecho, para “inventarse” nuevos escenarios o nuevos productos, que nada tienen que ver precisamente en innovar. Ejemplo tenemos de sobra por todos lados. Parece entonces oportuno matizar en este aspecto el tema de la innovación, alertando sobre la nece-sidad de que el emprendimiento se haga con la responsabilidad y los conocimientos necesarios para que sus resultados entren en el campo de lo positivo. Innovar simplemente por cambiar la imagen, no solo no sirve para nada, sino que pueda significar el más rotundo de los fracasos. Los múltiples ejemplos que podemos poner sobre este delicado tema, son temas de estudio e investigación en los que estamos comprometidos trabajando desde hace muchos años, incluso dentro de la misma Organización Mundial del Turismo.



El tema de la sostenibilidad es también otra las cuestiones fundamentales a la hora de analizar y programar el futuro del turismo en los distintos destinos. Sin entrar en muchos detalles en algo que venimos tratado desde hace varios años, dejemos sentado la que dice en su presentación, “La Carta Europea del Turismo Sostenible” que inscribe los conceptos adoptados mundialmente, expresados en las recomendaciones de la Agenda 21 tomados en la Cumbre de La Tierra - Río de Janeiro 1992 – cumpliendo, además, los principios enunciados en la Carta Mundial del Turismo Sostenible, elaborada en Lanzarote en 1995.

 

Desallorrol sostenible habemus

El concepto de “desarrollo sostenible” se encuadra como “un desarrollo que satisface las necesidades de las generaciones actuales, sin poner en peligro la satisfacción de las necesidades de las generaciones futuras. Este desarrollo implica la conservación de los recursos para las generaciones futuras, un desarrollo económico viable, y un desarrollo social equitativo:”
Nuestra constante permanente lucha, con el Código Ético Mundial para El Turismo, de la OMT, presente, nos ha llevado a criticar sistemáticamente la falta de sensibilidad histórica-cultural en mu- chos lugares del mundo donde estos principios adoptados en las bases que reseñamos, son auténticamente pisoteados de forma “in misericorde” y sin ninguna contemplación, en la mayoría de los casos por ignorancia, y en otros tantos por el siempre presente mal del capitalismo.
A cuento viene todo el largo comentario anterior, ante el llamamiento de la Organización Mundial del Turismo, en el Día Mundial del Turismo -27 de septiembre – que celebró esta actividad, en aquel año 2009, bajo el lema de “El Turismo, consagración de la diversidad
“En esa ocasión, el Día Mundial de Turismo celebró su 30º aniversario aprovechando la oportunidad para hacer hincapié en la riqueza de la diversidad cultural y natural del planeta, y en el papel del turismo sostenible para preservar dicha diversidad, la cual, durante mucho tiempo, ha sido el motor de la industria turística, y a su vez, se ha convertido en el factor fundamental para el desarrollo socio-económico de los pueblos, la reducción de la pobreza y el entendimiento internacional.” Parece entonces oportuno que sigamos insistiendo, no solo en esos valores indiscutibles del desarrollo turístico, sino en la urgente necesidad de conservar al máximo esa diversidad que nos caracteriza y que son nuestras propias “señas de identidad”, desde todos los ángulos que se le quieran mirar.

confDMT2018


Rumbo hacia el turismo cultural

No es de recibo que se maltrate el paisaje, llámese urbano o rural, que se supriman logos y enseñas que son los símbolos que han prestigiado países, ciudades, pueblos, empresas… que se derriben esta-tuas, se cambien nombres de las calles, se intente incluso adecuar el lenguaje a rimas y sonidos ajenos a la riqueza cultural de sus habitantes… Tantas y tantas cosas, que nos cansaríamos de enumerar y las que esa Agenda 21, o los mas variados documentos mundiales que existen para decirnos el porqué debemos preservar el origen de nuestra propia “diversidad”, se estrellan ante la ignorancia de quienes tiene el poder de decidir sobre tan delicada cuestión como es el “desarrollo sostenible”, o “la consagración de la diversidad”.



Increíblemente vemos día a día en el mundo, como se destruyen las mas importantes “señas de iden-tidad” de los pueblos, ahora – como está de moda – se dice que se trata de innovar ¿?. La “era del conocimiento” que dicen es en la que estamos, para algunos podía cambiársele por “la era del disparate” … Lo malo es que después no tendremos remedio. Lo estamos viviendo. Una gran esperanza se nos presenta cuando vemos como prosperan en algunos míticos lugares, como las zonas ancestrales de Perú, proyectos que comienzan a ser realidades como el parque temático CUSCO PARK, en la ciudad de Cusco, donde ha aflorado el conocimiento y una amplia visión de las necesidades del desarrollo cultural los pueblos del mundo, llegando a conseguir una diversidad dentro de ese proyecto, que acoge todo un simbolismo histórico de la más importante y excepcional calidad.
El parque ofrece una gran variedad de atracciones y zonas culturales y de recreo tales como, orquidiario, mariposario, acuario, cactuario... Toda una serie de museos: de confección textil, de arte popular de instrumentos musicales típicos, medicina andina, miniaturas de Cusco, de chaquitaqlla, (instrumento de labranza de los incas) Permacultura, asentamientos humanos sostenibles.



Además, zonas de espacios naturales, en los que se mezclan el camping, con la concha acústica ancestral, o la red de comunicaciones de los incas Qhapaq ñan, el puente colgante q´eswachaka, La Casa de la Chicha, (Ajha), o la muestra de los camélidos suramericanos. La granja de animales típicos, los cultivos andinos, sin olvidar los juegos para los niños, y dentro de la gastronomía típica las clases de bar y cocina, o la zona de recreo con el avistamiento de aves… Desarrollo sostenible tenemos con este modélico asentamiento
Así en este modélico parque no ha faltado la escenificación del pasado del pueblo Inca, junto a toa una diversidad de atracciones que colocan al mismo como un referente del buen hacer ante un mundo que nos lleva hacia las bases concretas de un turismo cultural absolutamente necesario para el avance y consolidación del mundo en paz que todos deseamos.

“Los recursos turísticos pertenecen al patrimonio
común de la humanidad. Las autoridades en cuyo
territorio se encuentran, tienen con respecto a ellos
derechos y obligaciones particulares”
Código Ético Mundial para el Turismo. 
 
 

Otros Artículos del Columnista

 

 

Visto 385 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Banner 1100x100 Bod AL ZAGAL

 

1100X100 Nuestro Turismo

En este portal utilizamos "cookies" propias y de terceros para gestionar el sitio web, elaborar información estadística, y optimizar la funcionalidad del sitio. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta el uso de dichas cookies.
Más informaciónDe acuerdo